Margaret Weis

Posted on dic 14, 2012 | 2.665 comments

Margaret Weis
¡… Y es tiempo de una nueva entrevista en FA!
Luego de nuestra última tanda de e-mails, tuvimos el agrado de leer que no uno, sino dos autores habían aceptado nuestra invitación para compartir sus experiencias e ideas con nosotros. Aunque el segundo tendrá que permanecer en secreto hasta que podamos publicar la entrevista, hoy podemos decirles que la otra fue nada más ni nada menos que Margaret Weis, autora best-seller y la madre de Dragonlance®, un mundo de Fantasía que comenzó como un juego (literalmente) y terminó convirtiéndose en tierra fértil para una serie de escritores en los últimos treinta años.
 
Margaret Weis: La Señora de los Dragones
 
Nacida un 16 de Marzo de 1948, Margaret Edith Weis es una escritora de fantasía y ciencia-ficción, comúnmente reconocida por su trabajo en la creación de Krynn, un mundo que ha dado a luz casi 200 novelas en los últimos 30 años, además de ser uno de los escenarios de campaña más queridos del mundialmente famoso juego de rol Dungeons & Dragons.
En 1999, la revista Pyramid la nombró una de las personas más influyentes del milenio, «al menos en lo que respecta a los juegos de aventura». La misma revista la señaló (junto a Tracy Hickman), como «los responsables de básicamente todo el género de ficción basado en juegos». Tres años después, sería inducida al Salón de la Fama Origins, reconociendo su labor en «convertir una línea de juegos en sensación literaria: Dragonlance».

A continuación, la entrevista que nos concedió amablemente a Fantasía Austral, más rápido de lo que uno puede decir «Shirak».
***
Primero que todo, quisiera agradecerte a nombre de Fantasía Austral —y todos nuestros lectores— por tu rápida y positiva respuesta a nuestra petición. Realmente significa mucho para nosotros como escritores —y lectores— de Fantasía acá en Latinoamérica, y lectores de habla hispana alrededor del mundo.
  1. Comencemos con un viaje al pasado, al final de los 70s y el inicio de los 80s. En esa época, eras una recientemente graduada bachiller en Artes de la Universidad de Missouri y habías recién empezado a trabajar como editora para una pequeña editorial en Independence. ¿Cómo recuerdas esa experiencia? ¿Hubo algo de lo que aprendiste en ese entonces que de hecho te ayudo o mejoró tu escritura después?
De hecho, me gradué en 1970 y empecé a trabajar en la editorial el mismo año; comencé como lectora de prueba y fui ascendiendo. Estando dentro de la industria, aprendí tanto acerca de la publicación en sí, el proceso de edición, como contactar agentes, etc. Por supuesto, el mundo editorial ha cambiado muchísimo desde entonces; siempre estoy aprendiendo.
 
  1. De acuerdo a varios “perfiles” tuyos que se publicaron en la revista Dragón, tu primera experiencia en la escritura fue con libros para niños que incluían una amplia gama temática, desde los robots a una biografía de Jesse James. ¿Percibes alguna diferencia entre lo que escribías entonces y lo que escribes ahora? ¿Hubo algún cambio en tus intereses, considerando que te focalizaste casi exclusivamente en la Fantasía desde los 80s en adelante?
Cuando escribí los libros para niños, esos eran libros para ganarse el pan; los escribí para ganar un poco de dinero extra y para mantener a mi agente feliz J; como escritora, siempre estoy esforzándome por mejorar. Disfruto escribir fantasía, pero también he escrito ciencia-ficción y dos romances paranormales con mi hija, Lizz Baldwin.
 
  1. Con respecto a tu opinión acerca de la Fantasía, has sido célebremente citada por la siguiente declaración: «Nunca encontré ninguna otra fantasía que me gustara y nunca leí más Fantasía después de Tolkien». ¿Cuáles fueron las razones de fondo detrás de esta decisión? ¿Hubo algún “fallo imperdonable” en la Fantasía post-Tolkien que te alejó de ella? Considerando que tu propia narrativa de Fantasía es post-Tolkien, ¿cómo reconcilias tu posición (antes mencionada) con ese hecho?
Después de leer a Tolkien en los 60s, no había mucha más fantasía ahí afuera. Acerca de por qué no la leo, [es porque] necesito escuchar mi propia voz en mi cabeza.
 
  1. Considerando lo anterior, ¿cuáles son tus inspiraciones principales al escribir Fantasía? Y, relacionado con eso mismo, ¿cómo te enfrentas a la “investigación” previa a la escritura de una novela?
La vida real es mi inspiración para escribir fantasía. Investigo muchísimo para darle a mis novelas una sensación de realismo; ayuda a los lectores a suspender la incredulidad.
 
  1. Ahora hablemos de la novela que lo empezó todo. De acuerdo a Tracy Hickman, le dijiste en 1983 con respecto a El Retorno de los Dragones: «Podemos escribir este libro; es nuestra historia y nadie la conoce como nosotros. Nadie puede contarla como se debe». ¿Cuáles son tus recuerdos con respecto a tu trabajo en el “Proyecto Gobernante Supremo” (luego rebautizado Dragonlance®)? ¿Hay alguna anécdota que quisieras compartir con nosotros? ¿De dónde provino esa determinación y confianza en ti misma que permitió estar tan segura que tu y Tracy eran las personas indicadas para el trabajo?
¡Oh, guau! ¡Para describir esto necesitaría un libro entero! Mis recuerdos principales son de amistad, risas, algunas lágrimas y momentos terribles (como cuando casi echaron a Tracy y la compañía estuvo a punto de irse a la quiebra). No estoy segura que supiéramos que éramos los indicados para escribir esos libros, con excepción de que habíamos vivido junto a esos personajes más de un año; eran nuestros amigos y nuestras familias, y necesitábamos ser quienes contaran sus historias.
  1. El próximo año esa cita (y Dragonlance® en su conjunto) cumplirá 30 años. ¿Cuáles son tus sentimientos respecto al mundo que creaste, junto con un número no menor de colaboradores (partiendo por Tracy Hickman), después de todo este tiempo? ¿Te arrepientes de algo l hay alguna decisión que te gustaría poder cambiar? ¿Cuáles fueron tus inspiraciones principales al crear —y poblar— Krynn?
Mi mayor remordimiento es que me encantaría restaurar los primeros seis libros a nuestra visión original. Los libros fueron destrozados y muchísimo texto fue borrado con el fin de hacerlos más cortos, para que TSR pudiera venderlos a un precio menor. Sin contar eso, escribir Dragonlance® ha sido un gusto y una bendición; he podido conocer tanta gente maravillosa alrededor del mundo [gracias a ello].
 
  1. Tu contribución a la Fantasía, sin embargo, va mucho más allá de Dragonlance® (a pesar de lo que algunos puedan creer). Así, en 1988 publicaste La Espada de Joram —cuyo co-autor también es Tracy Hickman—, una serie pionera en el subgénero de la Fantasía conocido hoy en día como arcanepunk, en donde la magia y la tecnología se enfrentan en una lucha por la dominación mundial. ¿Cuál era tu intención al escribir estos libros? ¿Hubo algún tópico o tema en particular que quisieses discutir y/o desarrollar que se vio reflejado en estos libros?
¡Santo cielo, no tenía idea que hubiéramos sido pioneros en eso! Escribimos La Espada[de Joram] porque estábamos interesados en el personaje principal, viéndolo en oposición a Raistlin. Raistlin era un hombre que empezó en la luz y descendió a la oscuridad; Joram comienza en la oscuridad y se eleva a la luz.
 
  1. Otro de tus tópicos de interés (y que está relacionado con el arcanepunk) es el del futuro y la temática post-apocalíptica, tal y como se ve en la saga de 7 libros El Ciclo de la Puerta de la Muerte, nuevamente en compañía de Tracy Hickman. ¿Percibes algún “límite” entre la escritura de Fantasía y la de Ciencia-Ficción, especialmente cuando se considera tu tratamiento de la tecnología y sus consecuencias en la Puerta de la Muerte? ¿Hay algunos elementos de la narrativa post-apocalíptica que pueden de hecho nutrir la Fantasía más convencional?
¡Sin límites! ¡Nunca debe haber límites! Eso es lo que hace a la fantasía y la ciencia-ficción tan entretenidas de escribir.
 
  1. A comienzos de los 90s, juntos con El Ciclo de la Puerta de la Muerte trabajaste en una serie de novelas bajo el título La Estrella de los Guardianes, que pueden ser clasificadas como “ópera espacial”, otro subgénero limítrofe entre la Ciencia-Ficción y la Fantasía. ¿Existe alguna diferencia, en tu experiencia, al escribir en cada género? ¿Te das cuenta cuando estás escribiendo en uno o en el otro y, en ese caso, haces los ajustes necesarios para mantenerte en el que te supones que estuvieses escribiendo?
Vivo en el mundo en el que estoy trabajando; nunca pienso en ellos como parte de un “género”. Me involucro tanto con los personajes que una vez firmé un cheque como «Lady Maigrey» en vez de ocupar mi nombre.
 
  1. Continuando con las escrituras supuestas, has trabajado en varias ocasiones en lo que podría considerarse como “escritura por encargo”, produciendo material para mundos o ideas que de hecho le pertenecen a otras personas, en contraste con la “forma libre”, en escribes prácticamente lo que quieres. ¿Cómo comparas esos formatos/experiencias? ¿En cuál te sientes más cómoda?
Dragonlance®, aunque pertenecía a TSR, fue una experiencia única en el sentido que Tracy y yo fuimos los desarrolladores principales de ese mundo, así que de alguna forma se sentía casi como nuestro. Había restricciones, por supuesto, debido a que el mundo debía ajustarse a D&D; tales restricciones significaron que tenías que encontrar maneras creativas para usarlas, de manera que el lector «no escuchara las tiradas de dado». Creo que escribir en mundos de juegos o mundos como Star Wars ofrecen medios a los escritores que los hacen MÁS creativos, en vez de menos.
 
  1. Como puede verse en tu bibliografía, has escritos novelas junto a varios co-autores como Tracy Hickman, Don Perrin, Robert Krammes… e incluso tus hijos, David y Lizz. ¿Cuál es tu percepción de la experiencia de co-escritura en general? ¿Cómo fue el trabajar con tus hijos para producir novelas?
Disfruto escribir con otro autor; es muchísima diversión hacer rebotar ideas entre los dos y, por supuesto, cuando meto a los personajes en problemas de verdad, ¡siempre puedo llamar a mi co-autor para que me ayude a sacarlos! Trabajar con mi hija en la novela romántica fue muy divertido. Fuimos a nuestros restaurant japonés favorito, pedimos saki y trabajamos en la trama, ¡escribiéndola en servilletas!
 
  1. ¿Hay algún proyecto/historia en que no hayas trabajado aún, pero que te gustaría hacerlo en el futuro?
¡Oh, muchísimos! Qué mal que no pueda contártelos, o tendría que matarte ;)
 
  1. Ahora, con respecto a los consejos de escritura —y considerando tu opinión de la Fantasía post-Tolkien— ¿Qué libros recomendarías a los prometedores escritores de Fantasía de hoy en día, quizás como inspiración o guía?
¡Lean, lean lean! Todo lo posible, incluyendo fantasía pero sin limitarse a ella. Expandan sus horizontes leyendo a los clásicos, misterios, romances, etc.
 
  1. Finalmente, ¿tienes algún consejo para nosotros, como escritores novatos de Fantasía, acerca de cómo enfrentar nuestra escritura? ¿Sigues algún hábito o rutina especial, a fin de completar tareas y cumplir con las fechas límite? ¿Algún ritual para invocar a las Musas?
Mi consejo favorito me lo dio el autor Gary Paulsen, cuando recién empezaba mi carrera: «Mantente leyendo, mantente escribiendo y mantén tu trabajo convencional». Además de eso, recomiendo el libro de Stephen King Mientras Escribo; él da muy buenos consejos.
 
  1. ¿Alguna otra cosa que quisieras agregar?
¡Muchísimas gracias por la oportunidad de hablarles a sus lectores!
 
Una vez más quisiera agradecerte, a nombre de Fantasía Austral, por tu tiempo y tu maravillosa disposición hacia nosotros y esta entrevista.
***

La versión original de la entrevista puedes leerla más abajo o descargarla aquí.

Interview – Margaret Weis

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

2.665 Comments

Join the conversation and post a comment.